domingo, 9 de febrero de 2014

También queda una historia… Con fuerza y convicción…



El Martes 4 de febrero, y con la Casa Rosada llena de militantes expectantes, la presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, anunció el aumento en jubilaciones del 11,31% que se efectuará a partir del primero de Marzo y que a su vez, corresponde al 27,35% anual, que se completará en el mes de Septiembre.


“Pero lo importantes es que estamos ante un universo de 7.360.957 Argentinos, que van a ser beneficiados por esta medida, que algunos economistas… llaman medidas populistas, o tal vez las califican con un término más economicista y académico, las tildan de expansión económica, que por supuesto provoca inflación. Es como que si la gente adquiere poder adquisitivo y poder de consumo invariablemente debe terminar en inflación, adoptando la teoría de los liberales, que en realidad no es la que queremos nosotros, que creemos en el crecimiento y desarrollo de la economía, a partir del consumo popular y de la inversión empresarial”.

La presidenta, esta vez logro refrescar la memoria de cada uno de los militantes de este proyecto. Hablo sobre los aumentos, como dijo ella, “Si, nosotros hemos aumentado cosas”, cosas como el salario de los trabajadores, las fabricas, los parques industriales, el número de universidades nacionales, la inversión en ciencia y tecnología, el número de escuelas, los puestos de trabajo. Pero también, en base a esto, señaló: “… los argentinos debemos tener memoria y autocritica”, porque en los 90 “nos hicieron creer en determinadas cosas y en qué fallamos – como Estado – cuando quisimos convertirnos en Estado-empresario”. Por esto planteó, “la gran discusión que hay no es esto de populismo o no populismo, es qué rol tiene que tener el Estado en una determinada sociedad. Si se cruza de brazos y deja que las fuerzas del mercado manejen y asignen, bueno, así nos fue a los argentinos, y por lo menos mientras yo sea Presidenta, este Estado no se va a convertir nunca en empresario, pero nunca va a dejar librado a la suerte al resto de los argentinos.”

Luego, la Presidenta, dirigió sus palabras a los empresarios, e hizo un pedido puntual, la inversión en el territorio nacional. El estado, con todos estos aumentos, está garantizando la demanda, está garantizando las ganancias, entonces dijo: “porque su país ha creído en ustedes y ha apostado al desarrollo de una industria nacional, que en definitivas… es apostar a lo que nunca tuvimos: la construcción de una burguesía con conciencia nacional, que es lo que tienen todos los países desarrollados.”  “… Y decirles también, que tampoco nos molesta que hayan ganado tanta plata como han ganado durante estos 10 años, pero también es necesario que sigan apostando, creyendo en el país e invirtiendo, que no sea simplemente aumentar el precio para seguir manteniendo la rentabilidad, que si tengo mayor demanda porque tengo mayor consumo de la sociedad, aumenta la inversión para producir más porque la ganancia no esté en el aumento de precios, sino en la cantidad de gente que incorporo al mercado”.

Haciendo hincapié en todo lo que ha hecho este gobierno para que el sector empresarial creciera y haciendo un llamado, también, a los gremios, concretó: “… creo que finalmente va a haber un sentido, no digo patriótico, un sentido común y racional que exigimos que tengan todos para la sustentabilidad de un modelo que ha dado crecimiento”.

Finalizada la Cadena Nacional, y como es costumbre ya de nuestra Jefa, y para alegría nuestra, recorrió los balcones que dan a los patios de la Rosada para hablar directamente con los militantes. Pidió nuevamente, empoderar a la sociedad. “Cada uno de ustedes, cada joven, cada chica, con su madre o con su padre tiene que hacer que estos acuerdos se cumplan, porque han ganado mucho dinero, y no nos molesta que ganen mucho dinero, lo que sí nos molesta – y no lo vamos a permitir – es que nos tomen de estúpidos y nos tomen el pelo y sigan saqueando a los argentinos.” “Por eso el trabajo tiene que ser junto a la sociedad, no importa si nos quieren o no nos quieren, si están con nosotros. Esto no es una cuestión de partidos ni de ideologías, cuando vos tenés que sacar la plata del bolsillo para pagar el aceite o el dulce de batata o el dulce de leche, o la manteca no tenés ideología. El dulce de batata es igual para todos, así que – por favor – a superar toda diferencia, a recuperar la unidad que necesita la sociedad, porque cada vez… que esas cosas tristes y feas se produjeron fue porque los argentinos estábamos desunidos. Estar unidos no significa pensar lo mismo en todo, estar unidos no significa no tener diferencias, pero nadie puede estar de acuerdo en que saqueen a los argentinos, después del esfuerzo que nos ha costado llegar a todos hasta aquí”.

Como siempre marca la Compañera, falta hacer muchas cosas, pero es necesario seguir UNIDOS, ORGANIZADOS y SOLIDARIOS para concretar esas cosas. “Hay que hacerlo con la mayor generosidad y grandeza posible… Por eso tenemos que empoderar a toda la sociedad de esta concientización, de que no es cuidar al Gobierno…” Porque Nadie se cuida a uno mismo mejor que uno mismo”.

En resumen, concluyó diciendo: “En el camino quedaron muchas cosas, quedaron afectos, quedaron amores, pero, ¿saben qué? También queda una historia que nadie va a poder cambiar… Seguramente algunos creen que con la calumnia diaria, la infamia y el insulto permanente sobre esta mujer, van a poder derrumbarla… Pero no hablo desde el papel de víctima, pero, ¿saben qué? Intentan derrumbarte en definitiva, intentan pensar que no se puede seguir transformando o haciendo las cosas…. Conmigo, se equivocan, porque si él dijo que no iba a dejar… sus convicciones en la puerta de la Casa de Gobierno, yo les digo, con la misma fuerza y convicción, que tampoco pienso dejarlas en ningún sillón presidencial”.