lunes, 19 de diciembre de 2011

19 y 20 de Diciembre de 2001. 19 y 20 de Diciembre de 2011

“El tiempo es la distancia más larga entre dos puntos”

Esta frase es de un personaje de una de las obras del maravilloso Tennsse Williams, Dramaturgo norteamericano.

Mientras camino con mis compañeros por Plaza de Mayo y la Plaza del Congreso, hoy 19 de Diciembre de 2011, las imágenes del pasado cercano, nos sacuden el alma. Nos golpean, nos aterran. Las imágenes internas de la memoria, son evocadas por una muestra impresionante de gigantografías organizada por A.R.G.R.A. (Asociación de reporteros gráficos de la República Argentina) y dichas imágenes hacen que vuelvan a presentarse como si no hubiera pasado un día desde aquel momento: policías arrastrando  a las madres de plaza de mayo con sus caballos, hostigando con el látigo a estudiantes y jóvenes, una mujer aterrada luego de haber recibido un golpe está sola sentada en la base de una palmera y llora desconsolada, la calle presentar signos de batalla campal y se ven montañas de cascotes y baldosas, el humo de los gases lacrimógenos no deja ver, un grupo de personas enfurecidas y descorazonadas enviste contra todo lo que sea parecido a un banco, una enorme multitud llega  a la puerta de la casa rosada y quiere entrar. Gritos, insultos, bocinas, explosiones, cacerolas, y el espanto de la conmoción absoluta.

Revivo el espanto del 2001 pero en una plaza totalmente diferente, la del 2011. Y pienso en esta frase, la de nuestro autor, y me dan ganas de agregarle que las acciones también son la distancia más larga entre dos puntos, no solo el tiempo.

¿Quién en la plaza del 2001 podría haber imaginado siquiera la cantidad de acciones profundamente transformadoras que se venían? Si alguien lo hubiera dicho, rápidamente lo hubiéramos tratado de desquiciado o de estúpido.

Son muchas las acciones que nos alejan de ese 2001. Y sin ánimos de hacer una crónica informativa, se me vienen algunas a la cabeza:
¿Quién hubiera pensado en que volverían los científicos a nuestra patria porque el estado pondría más recursos en educación que en deuda?
¿Quién hubiera pensado en que los genocidas seria perseguidos y juzgados, y que las madres estarían abrazadas por el ejecutivo en vez de por los caballos de la montada y sus látigos?
¿Quién hubiera pensado que pagaríamos nuestras deudas impidiendo auditorias y conducciones desde el exterior imperialista?
¿Que patearíamos el tablero del ALCA para formar un ALBA. Y la Unasur?
¿Y el crecimiento en 10 años consecutivos a tasa china? ¿Y el paso a manos públicas de los recursos estratégicos, económicos y simbólicos, y la Asignación Universal por Hijo, y el trabajo que crece, y la producción nacional, y el acceso de nuestros chicos a la tecnología y la reactivación del mercado interno, y el fabuloso impulso de la Ley de medios…?  Y me olvido de muchas más yo lo sé…Pero con estas me alcanza para reflexionar y ver que las acciones y el tiempo son la distancia mayor entre dos puntos.

Está bueno recordar el espanto al que nos llevaron años de obsecuencia con la ortodoxia neoliberal transnacional e imperial. Es bueno ver dónde estamos y donde estábamos para no volver nunca más. NUNCA MÁS.

Gracias a nuestro pueblo, gracias a Néstor Kirchner y Cristina Fernández de Kirchner. Gracias  por encarnar el basta de todo un pueblo y de una idea colectiva que decidió de una vez y para siempre pararse sobre sus propias piernas, participar, y caminar con dignidad, esperanza, alegría y fortaleza para la construcción de un proyecto nacional y popular en donde todos podamos vivir como nos merecemos.